¿Cuánto tiempo ha estado sucediendo esto?

Posted on febrero 15, 2012

4



Madrid cuenta con algunos buenos bares de jazz, pero si alguna vez has asistido a una noche de estándares de jazz y poco a poco has ido perdiendo ganas de vivir, este post es para ti. Estoy hablando de versiones como How long has this been going on?, What am I here for? o Who’s sorry now? donde el público termina haciéndose las mismas preguntas.

En cambio, y en el espíritu del recién pasado Día de San Valentín, quiero ofrecer un poco de romance renovado de los archivos del jazz más contemporáneo.

Monty Alexander Trio – No woman, no cry

En primer lugar, para los hombres cuyo  Día de San Valentín faltó el ingrediente esencial, le sugiero No Woman, no cry del pianista Monty Alexander. Algunos dirán que ya tenemos más que suficientes versiones del clásico de Bob Marley. Pero esta interpretación  es alegre e incluso conmovedora, con tanta influencia de Soweto como  de Kingston. Además, Alexander nació en Jamaica, así que sabe algo acerca de la música.

Haz clic sobre el imagen para ver el video del Monty Alexander Trio – No woman, no cry

Esbjörn Svensson Trio – Good Morning Susie Soho

Los que tuvieron mejor suerte en San Valentín, tal vez preferirán la composición Good Morning Susie Soho de Esbjörn Svensson. Por desgracia, el pianista sueco murió en un accidente de buceo en el año 2008 a la temprana edad de 44. Una lástima, porque las raíces nórdica de su trío combinado con una síncopa jazzística envuelto en una estética de rock, creó un cóctel único y poderoso. Esta pieza, por ejemplo, tiene la curiosidad de un contrabajo con efecto wah-wah.

Brad Mehldau – 50 ways to leave your lover

Por último – ya que el amor puede ser un proceso complicado, especialmente si quieres dejar a un amante – recomiendo una versión tocado por Brad Mehldau de 50 ways to leave your lover de Paul Simon. El pianista Neoyorkino formado en música clásica tiene la extraña habilidad de tocar melodías independientes con cada mano y utilizar metros rítmicos insólitos. Esta interpretación comienza  con un solo en el tiempo de 7/4 antes del añadido del resto del trío con un obstinato de la mano derecha. Imagina alguien tocando el final del Pájaro de Fuego de Stravinski bajo las influencias de anfetaminas.

Brad Mehldau – Blackbird

Pero en fin, quizás no hay que complicarse la vida tanto. Para mí, son sus interpretaciones escasas y bellas de clásicos del pop como Blackbird de Lennon y McCartney que me encantan. Como decía el gran trompetista Miles Davis,

¿Por qué tocar todas las notas cuando puedes  limitarte a las más bellas?

Anuncios
Posted in: Música